Envío gratis a nivel nacional

Colágeno como fuente proteica


El colágeno es naturalmente bajo en los 9 aminoácidos indispensables (es decir, proporciona menos de los requerimientos promedio estimados para cada uno) y es libre de triptófano, reduciendo notablemente la calidad proteica1.

Existe un requerimiento para cada uno de los AAI, cuando este no se cumple, se limita la capacidad y/o velocidad de síntesis proteica. Cuando un aminoácido (AA) particularmente un AAI, es deficiente, la oxidación
de otros AA se incrementa progresivamente con el aumento de la ingesta dietética de AA o proteína2.
Dependiendo de la fuente de extracción del colágeno, el perfil de aminoácidos puede variar, pero el porcentaje de cubrimiento de varios aminoácidos no supera el 40%2.

El colágeno tiene grandes cantidades de algunos aminoácidos dispensables (arginina, glicina, prolina, hidroxiprolina e hidroxilisina). En ciertas condiciones fisiológicas algunos de estos aminoácidos pueden ser condicionalmente indispensables, sin embargo, el consumo de colágeno aporta nitrógeno, pero tiene un beneficio marginal, a menos que haya ya un suministro suficiente de proteínas de buena calidad para cubrir los requerimientos de todos los AAI y para la síntesis proteica1.

Referencias: 1) Castellanos V et al. Nutr Clin Pract 2006; 21:485 2) Wu G. Food Funct 2016; 7:1251